Richard Mille

Venta de relojes Richard Mille en Madrid

La historia de la casa de relojes Richard Mille tiene un origen algo diferente al resto. El gusto de Richard Mille, como persona, por los relojes, lo acompañó desde siempre. Pero no fue hasta 1999 cuando tomó la decisión de montar su propia fábrica en Suiza. Que además llevaría su nombre como símbolo de que todo partía de él y de sus ideas, algo que en la actualidad se sigue manteniendo. Si quieres saber más sobre la historia de Richard Mille, o comprar uno de sus relojes, sigue leyendo.

La razón de que Mille se decidiera a abrir un negocio con su marca fue que no terminaban de gustarle las creaciones de otras casas relojeras. En su mente, un reloj debía ser una pieza auténtica y única, que aunara la innovación técnica, con una estética muy cuidada y con la tradición de la alta relojería. Y fue algo de sobra conseguido, que se materializó en su primera creación en el año 2001, el RM 001 Tourbillon, que cosechó un tremendo éxito en el momento de su lanzamiento y también posteriormente.

Todas las creaciones de la marca parten de ideas de su fundador, destacando siempre por el alto nivel tecnológico y por diseños que no se pueden comparar a los de ninguna otra marca de relojes. Piezas de primera categoría en cuanto a la calidad de los materiales y a su composición, donde siempre prima el acabado final por encima de su precio. En palabras del propio Richard Mille, ‘El precio del reloj no importa mientras el resultado sea perfecto’. Y es así precisamente como trabaja cada día, poniendo por delante sus ideas y fabricando modelos que él es primero en lucir sin reparar en el gasto o en lo que pueda costar.

Otra de las características de la marca, es que realiza obras realmente exclusivas, de apenas unos pocos cientos de unidades de cada una de ellas. Por este motivo, algunas de sus creaciones alcanzan precios desorbitados, que según su creador están justificados por todo lo anteriormente descrito.

Sus clientes son muy selectos, al igual que los relojes que fabrica. Pero lo más curioso es que nunca crea piezas ostentosas o demasiado llamativas. Porque sabe que las personas interesadas en su trabajo no necesitan mostrar una imagen de superioridad ante el resto. Especialmente llamativa resulta la relación entre Richard Mille y Rafael Nadal. Y es que el deportista ha sido siempre un fanático de la marca, consiguiendo que adquiriera reconocimiento y fama más allá de las altas esferas en las que solía moverse.

Precios de los relojes Richard Mille

Los relojes Richard Mille y su precio no son para cualquiera. Los modelos más económicos alcanzan los varios miles de euros, e incluso cientos. Llegando a vender alguna de sus creaciones por más un millón. La perfección y las características de estos relojes hacen que los compradores entiendan y respeten esos precios, a pesar de que no siempre resulte sencillo hacerse con uno de ellos.

Según la opinión del propio creador de la marca, sus productos no están hechos para las masas. El lujo se paga, y solo quien sea capaz de valorar sus creaciones debería llevarlas. Por eso, si quieres comprar un Richard Mille, el precio será lo último en lo que deberías pensar. No obstante, existe una posibilidad de conseguir relojes Richard Mille a precios inferiores y más ajustados, y es acudiendo al mercado de segunda mano y de compra venta de relojes.

Relojes Richard Mille para hombres

Los relojes Richard Mille para hombres se basan en diseños deportivos, con la máxima tecnología añadida y con mecanismos únicos que pueden verse a través de su esfera. Toda una obra de ingeniería solo apta para los hombres más atrevidos.

Relojes Richard Mille para mujeres

La colección Richard Mille para mujeres es, por su parte, mucho más elegante y sofisticada. Creaciones que aúnan la alta relojería con la alta joyería, compuestas por las piedras preciosas más brillantes para que sus poseedoras brillen con luz propia en cada evento y circunstancia. Relojes especiales Richard Mille y diferentes a todo lo que hayas podido ver hasta ahora.

Modelos de los relojes Richard Mille

Existen multitud de modelos y creaciones de relojes Richard Mille. Aquí solo nombraremos algunos de ellos por su fama o por sus características.

RM 56-02 Sapphire:

Posiblemente el Richard Mille más caro, o al menos uno de los más caros en el momento de su creación. Se trata de una creación única en el mundo, y limitada, de la que únicamente existen 10 unidades. Su precio de salida fueron 2 millones de dólares. Que se amortizan en su estructura de titanio, una caja de zafiro y un movimiento de precisión única.

RM 52-01:

Una de las creaciones más actuales, conocida por la polémica que suscitó al aparecer en la muñeca del portavoz del Kremlin en Rusia. Puesto que su valor es de 600.000 dólares, cifra que muchos consideraron excesiva para que dicho personaje se hubiera hecho con él de forma lícita.

RM 35-01:

La última adquisición de Rafael Nadal tras haber llevado otros relojes de la marca. Esqueleto de titanio, resistencia a condiciones extremas y máxima precisión en su movimiento son algunas de las características que han captado la atención del deportista.

Dónde comprar o vender relojes Richard Mille

Si quieres conseguir un reloj Richard Mille al mejor precio, deberás acudir a un lugar especializado en compra venta de relojes de lujo de segunda mano. En Pawnshop conocemos a fondo cada marca, sus características y sus ventajas. Por eso, podremos asesorarte en la búsqueda de tu nuevo reloj, y siempre con la certificación y garantía de estar adquiriendo un producto auténtico y de la mejor calidad. Puedes venir a visitarnos a nuestra tienda física o descubrir nuestro catálogo online de relojes de lujo, donde quizá encuentres alguno de los relojes Richard Mille más exclusivos. Además, si tu intención es vender un producto de esta marca, también estaremos encantados de atenderte y de ofrecerte el mejor precio del mercado por tu posesión.

Todos nuestros relojes Richard Mille tienen

UN AÑO DE GARANTÍA

Desde el momento de la compra garantizamos el perfecto funcionamiento de la maquinaría así como que el reloj se entrega hermético.